viernes, noviembre 17, 2006

Adiós, Pancho


No era el más alto, ni el más guapo, ni el más atlético. Llegó al Real Madrid algo mayor (31 años) y con bastantes kilos de más. Mi padre me ha hablado mucho de él, de su olfato goleador y de su zurda maravillosa. Yo le he visto jugar en blanco y negro, cuando el fútbol era ballet. Recuerdo sus cuatro goles en la final de la Copa de Europa de 1960 que disputaron el Madrid y el Eintracht de Francfort. Nos ha dejado una leyenda.


2 comentarios:

Bjr dijo...

Se le coló una reiteración: "Recuerdo sus CUATRO GOLES en la final de la Copa de Europa de 1960 que disputaron el Madrid y el Eintracht de Francfort, y en la que Pancho metió CUATRO GOLES."

Al margen del detalle es cierto... Puskas llegó pasado de peso huyendo de Hungría pero era un grande. Un fenómeno.

Manuel dijo...

Gracias por la observación. Lo rectifico.