viernes, diciembre 10, 2004

Google está sustituyendo a las bibliotecas


http://iblnews.com/noticias/12/120788.html

3 comentarios:

Ovidio Cordero dijo...

Qué verdad más grande la de ese artículo. No había caído en la cuenta de que Internet nos hacía ir menos a la biblioteca. El «copy-paste» hace estragos...

Yo creo que es importante que se fomente el uso de las bibliotecas en los colegios, por supuesto, pero también veo casi más importante que se enseñe a usar el valiosísimo instrumento que es Internet. No tiene nada de malo que utilicemos Google o cualquier otro buscador para buscar cualquier información (al contrario), o directamente alguna enciclopedia de la Red o lo que sea; simplemente tenemos que aprender a discriminar qué nos puede valer y qué no. Tal y como hacemos en las bibliotecas (¿no hay libros malos?), en la librería o cuando salimos de marcha... ;-)

Marcial Hernández Hernández dijo...

No debemos centrar el debate en un enfrentamiento entre Google y las bibliotecas. Si somos inteligentes veremos que ninguna de las herramientas, por que al fin y al cabo son eso, se superponen la una a la otra, no se tapan. Cada una de ellas tiene ventajas e inconvenientes que sería inútil describir ahora, sin embargo, si las utilizamos de forma alternativa veremos que seremos capaces de trabajar a la velocidad de internet y con la calidad de un libro. No se trata de relegar a los libros al olvido y centrarnos únicamente en internet, sino de saber sacar la experiencia de lo viejo y lo positivo de lo nuevo.

Ovidio Cordero dijo...

Si ya Google nos hacía ir menos a las bibliotecas. Dentro de poco, todavía menos:

Google creará una biblioteca virtual con acceso libre a 15 millones de libros. La tarea demandará diez años y una inversión cercana a los 10 millones de dólares

SAN FRANCISCO (EFE).- El buscador de Internet Google anunció ayer un acuerdo con las principales bibliotecas universitarias de EE.UU. para poner 15 millones de libros a disposición de los usuarios a través de la Red.

Se trata de un plan sin antecedentes y del proyecto más ambicioso que Google haya emprendido hasta la fecha: formar una gran biblioteca virtual en la que se alojarán volúmenes de las principales universidades norteamericanas,entre ellas Harvard, Stanford y la Biblioteca Pública de Nueva York, además de la de Oxford, en el Reino Unido.

Esto permitirá a cualquier usuario en cualquier parte del mundo acceder a los enormes recursos de estas instituciones educativas para, por ejemplo, consultar informaciones actualizadas o un texto original del siglo XVII.

Este catálogo incluirá trabajos de investigación, colecciones especiales y ediciones agotadas, además de libros de todo el mundo. La financiación del plan estará a cargo de Google, que, a su vez, recibirá publicidad extra.

Además, el sitio Google quiere que estos libros estén disponibles en el ámbito de los servicios que presta regularmente. Las bibliotecas participantes recibirán a cambio una base de datos digital con todas las obras propias, que la universidad tendrá a su disposición en sus páginas web.

"Incluso antes de empezar con Google soñábamos con que pudiera revisarse on line la increíble cantidad de información que con tanto amor organizan los bibliotecarios", dijo Larry Page, cofundador de Google y presidente de la sección de Productos.

"Estamos muy contentos de anunciar este programa para digitalizar las colecciones de estas increíbles bibliotecas, de manera de que cualquier usuario de Google pueda revisarlas instantáneamente", dijo.

Inicio del trabajo

El buscador líder de Internet ya ha comenzado a utilizar su tecnología para escanear y digitalizar cientos de miles de páginas cada día.

Los directivos de la compañía no revelaron el costo de este proyecto, pero medios especializados calculan que el escaneado de 15 millones de libros podría rondar los 10 millones de dólares, una tarea que podría tardar diez
años en completarse.

Susan Wojcicki, una de las directoras de producto de Google, confirmó que el proyecto se desarrollará a lo largo de varios años. "Las bibliotecas han guardado la información durante siglos", señaló Wojcicki. Y continuó: "Estamos muy emocionados de poder alcanzar toda esta cantidad de información".

El acuerdo varía según la institución. Harvard pondrá a disposición de Google 40.000 volúmenes de su colección de 15 millones (la mayor de todas las instituciones académicas de EE.UU.), según dijo el director de
publicaciones de la universidad, Peter Kosewski. Google digitalizará la mayor parte de los ocho millones de ejemplares de Stanford y siete millones de libros del catálogo de la Universidad de Michigan.

Una de las trabas que habrá de resolver se refiere a los derechos de propiedad intelectual. Por el momento, el acuerdo sólo permite que Google publique el texto íntegro de libros que ya no están sujetos a derechos de
propiedad.

Oxford, por ejemplo, permitirá que Google escanee todos sus libros publicados hasta el año 1900. Google escaneará el texto íntegro de los trabajos más recientes, pero debido a las restricciones del derecho de copia sólo se podrá acceder a un extracto a través de la Red.

Los acuerdos de Google no son exclusivos, lo que significa que otros gigantes de Internet como Amazon, Microsoft o Yahoo podrían sumarse a un proyecto que les permitiría vender más publicidad a cambio de ofrecer acceso on line.

La semilla de la iniciativa se encuentra en Google Print, un servicio que el buscador lanzó en octubre último que permite mirar dentro de un libro y
comprarlo después si se lo desea. Una docena de editoriales -desde Harper Collins hasta Penguin- ya llegaron a acuerdos para permitir a sus usuarios
buscar el texto de libros on line y leer extractos, críticas o información sobre el autor.


Otras experiencias

SAN FRANCISCO (EFE).- Esta no es la primera iniciativa en busca de una gran biblioteca virtual. La Biblioteca del Congreso de EE.UU. tiene en marcha un proyecto para colocar en Internet una selección de volúmenes, y otras tantas bibliotecas de todo el país, entre ellas la de Nueva York, emprendieron meses atrás planes similares. Pero ningún proyecto se puede comparar al de Google. "La mayoría de los conocimientos del mundo se habrán digitalizado y estarán disponibles de aquí a dos décadas", estimó Michael A. Keller, de la biblioteca de la Universidad de Stanford.