jueves, diciembre 08, 2005

25 años sin Lennon

"La vida es eso que te va pasando mientras te empeñas en hacer otros planes". Esta frase, traducida con alguna que otra licencia, pertenece a la canción "Jealous gay". Parece obligado rendir hoy un tributo al genio intelectual y rebelde de Los Beatles. A mí siempre me gustó más Lennon que Mc Cartney, como persona y como compositor. Eso no significa que entendiera y compartiera algunas de sus extravagancias y salidas de tono. Siempre admiré su compromiso y valentía. La noticia de su muerte me sorprendió cuando hacía la mili en la Base Aérea de Getafe. Entonces casi todos teníamos un apodo. El mío era "Lennon". Decían que me parecía mucho a él. Ya me habría gustado a mí. Allá donde estés, recibe un abrazo, genio.

2 comentarios:

Franmoro dijo...

Pocas veces he podido estar más de acuerdo con una introducción como la expresada en el prefacio de la noticia para sentir con dolor el recuerdo de un mago de la música, cuya banda sonora se apagó por el fastidio de la locura y la pervivencia del fanatismo. Lennon fue algo más que un beatle. Era su alma, un alma entregada a unas manos que supieron componer como nadie, y, desde su guarida platoniana, deleitar a sus incondicionales junto a los restantes geniecillos. ¿Qué hubieran sido los Beatles sin el inefable Johnny?. Pues no lo sabremos jamás, pero sí podemos conocer qué hizo el mito antes de ser asesinado cuando componía en solitario. De ahi su LEGEND, que es de lo mejor que se ha podido escuchar nunca.
En medio de los fastos por el centenario quijotesco, el recuerdo incólume del otrora caudillo de España, la muerte de Ortega y, el próximo año, el recuerdo a Mozart, sobresale aquí el mítico consuelo de añorar a ese tribuno de la música que, en una época difícil y peligrosa para escuchar ciertas canciones, supo robar corazones de jovenzuelos cuando se acercaba a un micro.
Y quiero terminar diciendo que Lennon no está muerto. Sigue vivo, muy vivo. Porque sólo muere alguien de verdad cuando lo asesinamos en nuestra memoria. Y en la mía, por lo menos, sigue respirando, jovial, con el sonido de Imagine de fondo.
Grande, inmortal, John Lennon.

Fran J. Carrillo

Manuel dijo...

Me alegra comprobar que las nuevas generaciones tienen buenas referencias de John Lennon. De su figura y de su obra, de su faceta musical y de su trayectoria pública. No quiero caer en un ataque de nostalgia, pero no está de más recordar algunas cosas. Él lo tuvo todo: éxito, dinero y fama. Y aun así, optó por el camino más difícil, el largo y tortuoso camino, que diría su compañero Mc Cartney -éste no siguió sus pasos, desde luego-. Criticó la Guerra de Vietnam, arremetió contra Nixon y fue una de las banderas del pacifismo. También protagonizó excentricidades, pero esas licencias se las podemos perdonar a los genios. Sólo tenía 40 años. Aquel loco que segó su vida nos privó de su talento y creatividad. Hoy he visto algunos de sus vídeos y he oído muchas de sus canciones y me reafirmo en lo dicho: para mí, era, es y seguirá siendo un genio.