martes, abril 12, 2005

Opinión y poco rigor marcan el nuevo periodismo en EEUU

Os recomiendo la lectura de este artículo publicado en La Vanguardia. Habla de un informe de 600 páginas sobre el estado de los medios de comunicación en Estados Unidos, publicado recientemente por el Proyecto por la excelencia en el periodismo, un instituto de Washington (www.stateofthemedia.org).

El informe alude a un modelo de periodismo "más rápido, más barato y menos riguroso, que hace mucho más fácil manipular a la opinión pública bien sea en interés del Gobierno, de grupos de presión o de empresas".

http://www.lavanguardia.es/web/20050412/51181505802.html

3 comentarios:

Dani Fernández dijo...

El artículo es, cuando menos, extraordinariamente interesante. Pone de manifiesto algunas objeciones que ya hemos hecho alguno de nosotros en clase. Es indudable que la proliferación de medios en internet (de blogs, en los que a menudo firman "anónimos", y de otras publicaciones) redude el rigor informativo. Y quizá tratan de difundir bulos o noticias sin contrastar con el fin de dirigir nuestras actuaciones.

Sin embargo, yo a quienes han hecho el informe sólo les diría una cosa: ¿Ustedes se creen que somos bobos? ¿Que la gente es, mayoritariamente, tonta? Si es así, entiendo las conclusiones. Pero es que yo aún creo en la inteligencia personal, en la razón de los ciudadanos, en saber distinguir aquello que parece contrastado y riguroso de lo que no lo está. Y por eso no comparto esta visión tan catastrofista. (Claro, si nos creemos todo lo que oímos o leemos -provenga de dónde provenga- apaga y vamonos).

Por ello yo, aun coincidiendo con la extensión de contenidos informativos "basura" en internet y tv por cable, creo que los ciudadanos sabemos distinguir qué es y qué no es morralla manipuladora. Y es más. Tratamos de saber utilizar las nuevas posibilidades que ofrecen estos nuevos medios de comunicación. Adelante.

Beatriz Mosquera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Beatriz Mosquera dijo...

El estudio analizado en www.stateofthemedia.org refleja algunos de los temores que ya habíamos expresado acerca del "nuevo periodismo" (entendiendo como tal al periodismo digital). Si bien es cierto que las nuevas tecnologías brindarán al Periodismo múltiples facilidades, su uso también entraña diversos riesgos que debemos evitar.

En mi opinión, Internet favorece de forma masiva el intrusismo en esta profesión. Me explico: la Red supone una puerta abierta a todo aquel que desee escribir y llegar a un amplio público. Esto, de por sí, no deberíamos considerarlo malo (de otro modo nos encontraríamos en una situación de censura...), pero entraña el peligro -como se dice en el citado artículo de La Vanguardia- de que se confundan información y opinión o, lo que es lo mismo, el trabajo informativo profesional y la labor de un particular que (haciendo perfecto uso de su derecho de expresión) se limita a opinar -a veces ya no subjetivamente, sino tendenciosamente- enmascarando dicha opinión bajo el aspecto informativo.

Para ser algo más gráfica pondré un ejemplo: es como si, de repente, un periódico decidiese no hacer distinción tipográfica entre opinión e información y colocase en primera plana y a cuatro columnas un anuncio clasificado. Los lectores nos sentiríamos desconcertados cuanto menos...

Pero la realidad es que esto no ocurre así en la prensa. Probablemente porque quienes trabajan en dicho ámbito, por lo general, se rigen por unos principios y una deontología periodística que ha adquirido durante sus estudios en la Facultad. Parece lógico pensar que quien no ha cursado esta formación, por muy brillante que sea escribiendo, probablemente la desconozca o, lo que es peor, la conozca por encima pero prefiera omitir su uso...

A mí todo esto me hace plantearme que, en Internet, también es necesario tener presente la figura del llamado "lector medio" (si no plantearse la del "navegante medio": alguien que utiliza la Red como medio de información sin conocer bien su uso o su funcionamiento interno...).

Sin embargo, después de esta "pequeña apología" al intrusismo profesional que se plantea en Internet, creo que es justo que equilibre algo la balanza adjuntando la URL de una noticia que leí hace dos días y que me pareció interesante. El artículo se publicó en el suplemento "Navegante" de elmundo.es. La url es http://www.elmundo.es/navegante/2005/02/21/esociedad/1108983467.html, y tiene enlaces a otros textos relacionados... Trata sobre la proliferación de los blogs en Internet y sobre el trabajo peridístico que (a veces) desarrollan sus autores.

En esta ocasión, dice la noticia, los bloggers han conseguido "destapar" en EE.UU. a un periodista designado por la Casa Blanca para efectuar preguntas "sencillas y ligeras" durante las ruedas de prensa, con el fin de desviar la atención de otros temas más delicados. El mérito radica en que el resto de los medios desconocía que este "pseudo-periodista" se había formado como tal en un cursillo de ¡¡dos días!! y que, para más inri, se hallaba vinculado a una red de prostitución masculina...

Para resumir (y no extenderme más...), el artículo plantea que "los nuevos medios 'on line' no están pre-comprados, empaquetados y vendidos", por lo que podrían considerarse como "más objetivos", "más independientes".

¿Qué opináis vosotros? Yo me mantengo en mi planteamiento inicial, aunque sí reconozco que, en este caso, la labor de los bloggers ha resultado positiva... Al fin y al cabo, como ya dije en otro comentario, las cosas casi nunca son blancas o negras...

Un saludo a tod@s